Irma, la favorita.


Une parisienne (Una parisina, 1882), 46 x 55,3 cm. Museo del Petit Palais, París.
Retrato de Irma Perrot, la modelo preferida de Marie Bashkirtseff.

 

«Bojidar se birló el famoso letrero y me lo trajo. Ese pedazo de cartón con las palabras: Mención honorable. Inmediatamente se lo até a la cola de Coco que, del susto, no se atrevía a moverse. En síntesis, me siento desconsolada, ofendida, desgraciada.» (Jueves 24 de mayo de 1883)

    En el Salon de Paris de 1883 Marie había expuesto dos óleos sobre tela: Jean y Jacques y Una parisina (retrato de Irma) y un pastel, el Retrato de su prima Dina. El jurado del Salon la había distinguido con una mención honorable entre miles de otros artistas expositores, apenas un escalón abajo de la anhelada medalla, pero ella no estaba satisfecha. Era por el óleo Jean et Jacques y no por el pastel, género menor, que ella deseaba ser premiada. . 

Marie Bashkirtseff, Jean et Jacques (1882) (detalle), óleo sobre tela, 115 x 155 cm., Biblioteca Newberry, Chicago, EEUU.

 
Marie Bashkirtseff, Retrato de Dina Babanine, su prima. Mención honorable en el Salón de París de 1883.

     Al año siguiente, el último en su breve existencia, tal vez ese desplante le pasará factura: el jurado no olvidará a su perro Coco cuando llegue el momento de juzgar su obra más conocida: Un meeting.

 Marie Bashkirtseff, Un meeting (1883) (detalle), óleo sobre tela, 177 x 193 cm. Museo d'Orsay, París.


    Dos Irmas hubo que haya conocido Marie y acaso por ese apelativo peninsular tan peculiar en Francia se las ha podido confundir. La una es la hermana de Amélie Beaury-Saurel, aquella condiscípula de Marie implacablemente enamorada del maestro Rodolphe Julian.
    Irma (o Yrmette) Beaury-Saurel (1846-1833) tenía treinta y cinco años en la época de Nausicaa mientras que Irma, la modelo, veintitrés, tal como veremos un poco más abajo, por lo que podemos afirmar que la hermana de Amélie Beaury-Saurel no es quien posó para Marie Bashkirtseff. Irma Beaury-Saurel se casará en 1880 con Jean Husson. 
    «Fuimos a la boda de Amélie, es decir al casamiento de la hermana de Amélie. Léon Say padrino de la novia.» (Sábado 18 de diciembre de 1880)
    En 1924, a la muerte de Amélie (ya viuda de Rodolphe Julian) Irma Beaury-Saurel dirigirá la Academia Julian junto con su sobrino Gilbert Dupuis. Irma será la madre de la escritora André Corthis (Andrée Husson) quien, finalizada la II Guerra Mundial deberá desprenderse de la Academia. 
    Digamos de paso que otra de las hermanas de Amélie, Dolores (1858-1944), se casará en 1884 con Louis Fernand Dupuis. Sus hijos Jacques y Gilbert Dupuis dirigirán algunas de las sucursales de la Academia Julian también luego de la muerte de su tía Amélie.  

    Hemos traído esto a colación porque se suele pensar que es a Irma Beaury-Saurel a quien se refiere Marie cuando habla de la modelo Irma pero consideramos que con lo aquí expuesto ha quedado aclarado el asunto. Irma Beaury-Saurel nunca fue modelo de Marie Bashkirtseff. Una mujer de alcurnia como ella, que tuvo al presidente del Senado como padrino de bodas, no podía trabajar como modelo. La profesión de modelo no era del todo bien vista en aquella época. 

 



Irma Perrot en su época de modelo de Marie Bashkirtseff.

        La otra Irma, la preferida entre las modelos de Marie, es Irma Perrot (1860-1943, foto) y viene al caso hacerle este pequeño apartado puesto que ella será una de los escasos personajes en cuya compañía Marie Bashkirtseff podía sentirse a gusto y con quien entablará una relación muy cercana a la amistad.

    Un par de años menor que Marie, ésta la menciona por primera vez en 1880 y lo seguirá haciendo a lo largo de los siguientes años como modelo dilecta y como uno de sus allegados a su casa-atelier.
    «Fíjense, he alquilado un jardín en Passy, calle de Ranelagh N° 65, para hacer estudios al aire libre. Comencé por Irma, desnuda, bajo un árbol, medio cuerpo, tamaño natural.» (Jueves 2 de setiembre de 1880)
    «Estoy haciendo a esta granuja de Irma, con un cigarrillo y riendo. Sí que es divertida.» (Sábado 27 de agosto de 1881)
    «Irma no es un modelo ordinario, tiene el tipo ya desaparecido, dicen, de la obrera coqueta, es cómica y sentimental con vicios de ingenuidad.» (Jueves 29 de diciembre de 1881)


    Y cuando imaginó que podría ser su Nausicaa:

    «No la veía desnuda desde hacía mucho tiempo y la había olvidado. Ahora la encuentro admirablemente bella… salvo el pecho, pero en esa pose… Estoy encantada. Ayer pensé en ella y Rosalie fue a buscármela esta tarde. Caderas armoniosas, piernas divinas… Está en el teatro de Batignolles. Estoy tan contenta que tengo miedo de que se me escape. Todas las modelos que vi hasta ahora son rocines a su lado. ¡Y pensar que nunca hice más que su retrato! Pero suficiente, esto no es interesante y si me escuchase escribiría una página entera sobre mi Nausicaa de Montmartre. Su rostro es el de una pícara pero en esa pose no se la ve. Un cuello admirable, una espalda de diosa. Ahora hay que trabajar.» (Sábado 24 de noviembre de 1883)

    Esto que, a caballo de los tiempos, acabamos de leer nos indujo a conjeturar que nuestra Irma-modelo tal vez podría haber sido también actriz. El teatro de Batignolles del barrio de Montmartre, que funcionó con ese nombre entre 1838 y 1907 hoy día se llama Teatro Hébertot. 

Fachada del teatro de Batignoles, París. Crédito: Wikimedia Commons.

    Un repaso por diarios y revistas de aquellas épocas nos llevó a comprobar que Irma Perrot comenzó su carrera artística como jockey femenina en el entonces famoso circo Zidler y luego hizo sus primeras experiencias como actriz en el Teatro Montmartre. Albéric Cahuet, que ha escrito un par de libros sobre Marie Bashkirtseff, la encontrará en 1930, casi cincuenta años más tarde, ya convertida en actriz dramática. Irma Perrot también fue una exitosa cantante y como tal aparece en muchas crónicas de su tiempo.

Programa ilustrado del Teatro Antoine de 1897, con Irma Perrot como actriz principal.


    En un programa ilustrado de 1897 del teatro Antoine, donde figura entre sus principales artistas, leemos estas líneas en el epígrafe de su foto:
    «Vecina del teatro Montmartre, Irma Perrot debutó allí como muchos artistas que no han tenido la suerte de ingresar al Conservatorio. Luego actúa con algunos artistas del Théâtre-Français, en tournée, el papel de  Suzel en L'ami Fritz. Pasa al Palais-Royal y llega por fin al Théâtre-Libre, donde Antoine le hace retomar la Dupe, L'école des Veufs, Tamte Léontine, Soeur Philoméne y crear brillantemente a Colombine de su Petit Coeur, Mariage d'argent, Envers d'une sainte, Les Tisserands, y finalmente Boubouroche, que será su más grande éxito. Paralelamente actúa en la Renaissance, en L'Ambigu y en la Bodinière, donde presenta una creación absolutamente personal bajo el título de Chansons illustrées».


    Aquella visita virtual a la hemeroteca de la Biblioteca Nacional de Francia nos permitió listar las salas teatrales en las que nuestra Irma Perrot brilló con luz propia.


    He aquí el resultado de hojear pacientemente decenas de amarillentas publicaciones: las salas de teatro en donde Irma Perrot fue estrella del canto o del arte dramático.

1890 - Théàtre De la Renaissance.
1891 - De la Gaité, Vielles chansons françaises (antiguas canciones francesas).
1891 - Manus-Plaisirs, Madame la maréchale.
1891-1892 - Théâtre Libre, Son petit cœur, Simone;
1892 - Chat noir.
1892 - Théâtre Pompadour.
1892 - Cercle funambulesque, Fin d'amour, Le bahut
1892 - Grand Théàtre, Lyon, École des veufs.
Irma Perrot, fotografía de 1890.

    Citada como estrella del Concert-Parisien (1893), cantando antiguas canciones populares "La vieille chanson illustrée" (La vieja canción ilustrada), canciones del siglo XVIII, de cuya actuación un crítico destacó: «dicción impecable, mímica expresiva, profundidad en el acento, simplicidad de ejecución», mientras que otro resaltó «el gran relieve que la espiritual y encantadora artista le dio a esas viejas canciones, matizándolas hasta el embeleso, con un tacto y una ciencia incomparables».

    Continuemos con la trayectoria de Irma Perrot, actriz dramática y cantante:

1893 - Théâtre Libre, Boubouroche, L'envers d'une sainte.
1894 - La Scala, Chansons Illustrées (canciones ilustradas)
1894 - Petit Casino, Nouvelles chansons.
1894 - Eldorado, Chansons Illustrées.
1895 - Ambigu.
1896 - De l'Œuvre, Ubu roi
1896 - Olympia.
1896 - Comédie française, La reine Jeanne
1898 - De l'Œuvre, Revizor
1898 - D'Avant Garde.
1898 - Casino d'Enghien, Oh! Les femmes!
1898 - Théàtre des Nations, Championnet.
1901 - Théatre civique, canciones.
1903 - De la Renaissance.
1903 - Porte-Saint-Martin, Gil Blas de Santillane.
1904 - Café-concert La cigale.
1904 - L'Ambigu, Falstaff.
1904 - Bouffes-parisiens, Rebelais, comedia en versos.
1905 - L'aube sociale, La chanson du linceul.

       En enero de 1905 el ministerio de Bellas Artes de Francia le confirió la palma académica en grado de Oficial de la Academia Francesa por su trayectoria como artista dramática.

1907 - Athenée (1907), Les moribonds.
1907 - Théàtre Femina, Les chansons populaires de la France.
1907 - La Scala, Bons comptes, Doux ménage.
1907 - Déjazet, Madame la douanne.
1907 - Nouveau Théâtre d'art, Le déclic, La comédie des ânes, Les moribonds.
1907 - Capucines, Sonate au clair de lune.
1908 - Association de vacances populaires.
1908 - Folies royales, L'envers d'un notaire.
1909 - Téâtre des arts, La marquesita
1909-1910 - Comedie Royale, Gontran déménage.
1910 - Escuela de señoritas, pasaje de l'Elisée, profesora en un curso de Canción popular.
1913 - Des Arts, Le cœur en panne.

     Así como Marie Bashkirtseff participó de la asociación feminista (y socialista) Droit des femmes El derecho de la mujer, Irma Perrot ha sido también una mujer comprometida con los ideales de su género. En julio de 1915 es la fundadora, junto a Anne Léal, de la asociación feminista L'action des femmes, que abogaba, entre otras causas, por el voto femenino. Irma será allí secretaria general.
    Cinco años más tarde, el semanario socialista Le populaire del 18 de mayo de 1920 anuncia que brindará una conferencia titulada Justicia de Paz en el barrio parisino de Saint-Ouen. Y trece años después, en 1933, será presidenta honoraria de la organización sufragista Cercle d'études féministes.

    Irma Perrot continuará trabajando hasta bien entrada su madurez:

1917 - Vaudeville, La main qui tend l'épée.
1919 - Nouveau Théàtre Libre, Les simples.
1922 - Grand Guignol, Dépit amoureux.
1923 - Comédie des Champs Elysées, Mademoiselle Bourrat.
1924 - Provençal de Paris, Canciones provenzales
1926 - L'atelier.
1929 - Parthénon, charla literaria.



Irma Perrot, grabado sin fecha.

    En 1933 la encontramos como miembro el jurado del Gran premio internacional Leopold Bellan —que existe y es prestigioso aún en nuestros días— de música y de arte dramático.



    Un año más tarde, el 31 de julio de 1934, integra la programación de Radio París con un repertorio de canciones báquicas del siglo XVIII.



    Ahora bien, curiosamente hemos encontrado una Irma Perrot actriz de cine que ha hecho carrera entre 1908 y 1938. ¿Se trataría de la misma Irma modelo, actriz y cantante? La data  de 1938, más de cincuenta años después de la muerte de Marie Bashkirtseff, nos inducía obligatoriamente a la duda. La única fotografía disponible en el amplio archivo del IMDB data de un film de 1929 y la muestra con una mano cubriéndose el rostro. Nuestra Irma tendría por aquel entonces casi setenta años aunque la imagen, efectivamente, representaba a una actriz madura.

    La Irma Perrot modelo de Marie Bashkirtseff que habrá de ser actriz y cantante murió en enero de 1943, a los ochenta y nueve años (nuestros cálculos computan ochenta y tres, aunque Marie podría estar equivocada en su Diario), según la necrológica que aparece en el periódico Paris-municipal : défense des droits de Paris, del 24 de enero de ese año. El texto remarca que «fue una actriz de real mérito hasta su muerte puesto que actuó hasta sus últimos años», por lo cual asimilarla con la Irma Perrot actriz de cine nos parece por demás verosímil. Efectivamene, Irma Perrot ha incursionado también en el séptimo arte.

Irma Perrot (derecha, cubriéndose el rostro) junto a France Dhélia en el film Sa tête (1929)


    Digamos entonces que, evidentemente, cuando el cine se hizo presente ya era demasiado madura para los papeles estelares, sin embargo no se se privó de actuar en esta docena larga de films franceses:

1908 - L'assommoir - Madame Boche
1914 - Le chevalier de Maison-Rouge - La femme Tison
1919 - Dans les ténèbres
1921 - L'Atlantide
1923 - La dette de sang - Madame Kervan
1924 - Les deux gosses - Thérèse
1925 - L'avocat - Pauline
1926 - Feu Mathias Pascal - Sylvia Caporale
1926 - Knock, ou le triomphe de la médecine - La patronne de l'hôtel
1928 - Le désir
1929 - Sa tête - Mme Bonard
1932 - La fleur d'oranger
1934 - Les misérables - Mme Magloire
1938 - Êtes-vous jalouse?

Irma Perrot en Feu Matias Pascal, 1926

Irma Perrot en Les Misérables, 1934.

    Hasta aquí los escasos detalles que hemos podido desempolvar de una vida injustamente olvidada, la de Irma Perrot, talentosa actriz y cantante, estrella de los teatros de París.


    

La Irma Perrot joven que Marie Bashkirtseff conoció. Crédito de la foto: Biblioteca Pública del Estado de Pontevedra, España.


     Pero regresemos ahora a sus épocas con Marie Bashkirtseff.
    Hay que destacar aquí que Irma estaba muy presente junto a Marie no sólo cuando trabajaba modelando:
    «¡Esta chiquilla es insoportable! Rosalie e Irma se cansaron contándole historias» (Sábado 15 de diciembre de 1883)
    «Fui a buscar luchadores a la feria y en los bulevares exteriores. En compañía de Rosalie y de Irma. Nada, todavía. » (Jueves 3 de julio de 1884)

   

 
    Según le contará décadas más tarde a Albéric Cahuet (foto), ella pasaba mucho tiempo en casa de los Bashkirtseff, situación que la aristocrática familia no veía con buenos ojos. Cuando Marie Bashkirtseff notó que Irma almorzaba en el office, la llevó de allí en más a compartir su mesa en el atelier del primer piso.
    Digamos aquí entre paréntesis que Albéric Cahuet será el autor de dos libros biográficos sobre Marie Bashkirtseff: Moussia et la vie et la mort de Marie Bashkirtseff (1826) y Moussia et ses amis (1930) , ambos de editorial Fesquelle, París.

    Parece ser que el maestro Julian (foto) —Marie había conocido a Irma en su Academia, donde ésta, en las duras épocas de sus comienzos teatrales, se ganaba la vida modelando— y Tony Robert-Fleury le advirtieron a nuestra pintora que tal familiaridad con una trabajadora no resultaba conveniente para una señorita de su rango. Pero ésta zanjó rápidamente la cuestión respondiéndoles que Irma sólo era su modelo cuando posaba porque cuando almorzaban frente a frente no eran más que dos artistas, la una pintora y la otra actriz.

    Sobre el maestro Tony Robert-Fleury (foto), Irma no se privará de compartir sus chismes:
    «Ese viejo bromista viene de pasar tres días en Fontainebleau con Reine, lo sé por Irma. Parece que se apega a sus pequeñas descocadas tal como un viejo.» (Martes 18 de julio de 1882) 
«Irma es quien me pone al tanto de esas lindas cosas. En fin, de Irma se lo puede esperar, ella es divertida, indecente, viciosa, alegre…» (Viernes 6 de octubre de 1882)
  
   

    También sobre el más próximo de los amigos de Marie Bashkirtseff, Bojidar Karageorgevitch (foto).
    «Por lo demás con Irma el asunto no llegó lejos porque, según dijo ella, Bojidar le confesó que no tenía un centavo.» (Domingo 7 de octubre de 1883)
 


   También será su cómplice cuando Marie invente unos cuplés satíricos acerca de Jules Bastien-Lepage (foto) e Irma se los atribuya a otro pintor:
    «Bojidar y yo estuvimos indignados por los horribles y desabridos cuplés sobre Bastien. Fue Irma quien me los enseñó, atribuyéndoselos a Gervex pero yo dije que Gervex tiene demasiado talento como para cometer semejantes versos… » (Domingo 13 de enero de 1884)


    Disponemos de una fotografía que muestra a Marie Bashkirtseff de espaldas, pincel en mano, retratando a una mujer, caballete de por medio.


    ¿Acaso se tratará de Irma Perrot? Comparémosla con las imágenes que tenemos disponibles.


 


    Bueno, les diré que todo esto de Irma Perrot vino a colación porque durante estos últimos días, intercambiando algunas ideas con mi amigo, el señor Jean-Paul Mesnage —presidente del Cercle des Amis (Círculo de Amigos) de Marie Bashkirtseff, del que ostento el privilegio de una membresía—, acerca de si Marie se había o no representado a sí misma en la estatua Femme appuyée —tal como yo conjeturaba en el post Personajes III, El modelo—, aquél me envió la imagen de un boceto previo de otra escultura, Dolor de Nausicaa. En ese dibujo se pueden apreciar las mismas generosas formas de la Femme appuyée. Convinimos en principio en que, vista la cantidad de descripciones que de su propio cuerpo nos dejase la autora en su Diario, ese desnudo a la carbonilla bien podría tratarse de un autorretrato.

Boceto previo, a la carbonilla, y escultura Dolor de Nausicaa, obras de Marie Bashkirtseff.
A este bronce se lo exhibe en forma permanente en el museo d'Orsay, París.



    Sin embargo, recalando en los párrafos del Diario de Marie Bashkirtseff en los cuales hace mención al tema, leemos:

    «Y además, ¡encontré a mi Nausicaa! Ninguna era ella, de todas las modelos que se presentaban. Era preciso una nobleza, una gracia… En fin, la encontré. ¿Y quién? ¡IRMA!...» (Sábado 24 de noviembre de 1883)

    Aunque, dos días más tarde, el lunes 26, ya no está tan segura: 

    «Irma posa y ya estoy menos contenta. Es demasiado mujer. Lo ideal serían quince años y ella tiene veintitrés».

    Un mes después aún continúa con Irma:

    «Escultura. Quedé muy extenuada después de haber agotado mi elocuencia mientras trabajaba y oficiaba de oradora ante Claire e Irma. Porque es esta última la que posa. No encontré nada mejor.» (Miércoles 26 de diciembre de 1883)

    Pero al cabo de otro mes, el lunes 28 de enero de 1884 ya estaba en una nueva búsqueda: 

    «A las cinco intento un nuevo modelo para Nausicaa. Irma tiene veintitrés años y, aunque bella, veintitrés años no son quince. Serían mejor formas más… simples, pero sobre todo juventud e ingenuidad. La pequeña tiene dieciséis aunque… en fin, veremos». 

    Hasta que, al final, dio con la definitiva aunque, probablemente, nunca habremos de conocer su nombre.

    «Encontré una Nausicaa. Un poco delgaducha pero encantadora, dieciséis años, formas puras. Estoy encantada pero ¿tendré tiempo? Menos de dos meses…» (Domingo 17 de febrero de 1884)

Marie Bashkirtseff, Dolor de Nausicaa, 1884, bronce, altura 83 cm. Museo d'Orsay, París.

    «Esta estatua de Nausicaa será mi encarnación, allí pondré todas mis pequeñas miserias.» (Martes 6 de noviembre de 1883)


    Ahora bien, en el supuesto de que la Nausicaa de opulentas formas de aquel boceto previo, a la carbonilla, sea efectivamente la modelo Irma y no un autorretrato, ¿acaso también habrá sido Irma la modelo de la Femme appuyée?

 Marie Bashkirtseff, boceto a la carbonilla para la escultura Dolor de Nausicaa.
 Y Femme appuyée, grabado representando la estatua, extraído del catálogo de su exposición póstuma
(localización desconocida).

    Quién sabe. Comparándolas pueden apreciarse sus diferencias, teniendo en cuenta que fueron hechas en la misma época, puesto que nuestra artista ha tenido muy poco tiempo para consagrarse a la escultura. Acaso sea un misterio que nunca se develará. 

    Nausicaa había surgido de un proyecto inicial para una Ariadna.  ¿Será acaso Ariadna la Femme appuyée?

    «...en escultura, Ariadna,  mi más grande preocupación. (...) Al utilizar a una chica como modelo termino plasmando a una adorable Nausicaa.» (Jueves 22 de marzo de 1883)

    ¿Habrá querido Marie Bashkirtseff significarnos algo en estas siguientes líneas?:

    «Nausicaa o Ariadna. Hace tiempo que no toco los bosquejos… Se reirán de Ariadna, dirán que soy yo, abandonada, ¿por quién?» (Martes 17 de julio de 1883) ⬜


© José H. Mito



Del Índice de personajes citados en el Diario de Marie Bashkirtseff.


Irma, la modelo preferida de Marie Bashkirtseff, en el Glosario de la versión en español del Diario de Marie Bashkirtseff, de próxima aparición, actualmente en etapa de revisión general. La edición constará de dos volúmenes con un total de poco más de mil seiscientas páginas, de las cuales alrededor de cien estarán ocupadas por este índice de los miles de personajes citados —la mayoría mencionados sólo por el apellido— a los cuales en gran medida hemos podido identificar para este trabajo de traducción. La edición integral en francés del Cercle des Amis de Marie Bashkirtseff publicada entre 1995 y 2005 abarca dieciséis tomos. Esta versión en español es una selección de textos escogidos que representan un cuarenta por ciento del total, con una rigurosa continuidad narrativa, en la que se pretende rescatar a la verdadera Marie Bashkirtseff para el público hispanoparlante.



Marie Bashkirtseff Dixit:
«No hay que amargarse por los disgustos, ¡la vida es tan corta!
Hay que reír tanto como se pueda, las lágrimas vienen por sí solas. »
(Viernes 19 de setiembre de 1873)



Si alguna de las imágenes aquí insertadas lesionan los derechos de sus eventuales propietarios, por favor háganoslo saber y procederemos a su retiro.

Te invito a visitar mi web site en homenaje a Marie Bashkirtseff, donde podrás encontrar una galería bastante completa de sus obras:

Para los amigos que leen el blog en otros idiomas:
La calidad del traductor automático de Blogger deja bastante que desear y muchas veces cae en lo grotesco. 
Probablemente es mejor utilizar el traductor automático de Google Chrome.
O copiar y pegar en Google Traslator. ¡Buena suerte!

Comentarios, sugerencias y críticas son bienvenidos. Gracias por ayudarnos a mejorar.
Si tienes alguna información adicional sobre cualquiera de los temas que abordamos en este blog y quieres compartirla, por favor, comunícate con nosotros.
También puedes escribirme a: jose.mito@bashkirtseff.com.ar



Comentarios

LOS ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS.

Madeleine Zillhardt: Vivir sin Louise Breslau.

Sophie Schaeppi. La Cenicienta que quemó sus Diarios.

El atelier de mujeres. Personajes I. Alice Brisbane y mademoiselle de Villevielle.

Marie Bashkirtseff, en el diván.

Tras el rastro del barón de Saint-Amand

El legado de Emile Bastien-Lepage

¡Al teatro con Marie!

El atelier de mujeres. Personajes II. Magdeleine DelSarte.

Bojidar Karageorgevitch, el príncipe obrero.