100 obras perdidas


Marie Bashkirtseff, Autorretrato con paleta y cuatro fotografías de una exposición del Museo Ruso en 1929, en la que se pueden apreciar varias del centenar de sus obras que pocos años más tarde habrán de desaparecer.

    Aún cuando sólo dispuso de cinco o seis años para pintar, Marie Bashkirtseff dejó una obra artística considerable, sobre todo si tenemos en cuenta que ya a mitad de ese breve período la tuberculosis devastaba definitivamente sus pulmones y la fiebre y los dolores no le daban tregua. Un centenar de sus obras, sin embargo, —tal vez la mitad de su legado artístico— se perdió durante las Segunda Guerra mundial. Cuatro fotografías recientemente descubiertas nos permiten comprender por primera vez la magnitud de aquello que se ha evaporado para siempre.


    En el Catálogo de la exposición póstuma de Marie Bashkirtseff, efectuada en 1885, se detallan ciento cuarenta y una pinturas, ochenta y tres dibujos y cinco esculturas. En 1908 Maria Stepanova, la madre de Marie Bashkirtseff, donó al museo imperial Alejandro III (hoy Museo estatal de arte ruso o, simplemente, Museo ruso) de San Petersburgo la totalidad de los trabajos de su hija que aún permanecían en su poder, un total de ciento cuarenta y una obras, entre dibujos, bocetos, telas y estudios de esculturas . 

    Ya durante la era soviética, en 1929 tuvo lugar una exposición de las obras de Marie Bashkirtseff que abarcó cinco salas del Museo Ruso en la entonces llamada Leningrado. ¿Estaría, entre paréntesis, este dato echando por tierra el aserto de que el poder soviético le había dado la espalda a la obra de la pintora aristócrata? 

    En 2016 fueron descubiertos cuatro negativos de esa exposición cuyos pormenores son comentados por Irina Tchistiakova¹ en un muy interesante articulo del libro-álbum L'élue du destin (La elegida del destino) de la fundación rusa Renacimiento de la Memoria de Marie Bashkirtseff.

    Las fotografías en cuestión ponen foco en siete paredes en las que aparecen expuestos algunos de esos cuadros.  










    Las fotos 1 y 2 corresponden a la misma sala ya que en ambas se repite una pintura (El atelier de mujeres). Las fotos 2 y 3 podrían representar las paredes restantes del mismo recinto o, cuanto mucho, una o dos salas más de las que sólo se aprecian un muro y un sector de otro, en ambos casos. Ninguna de las fotografías muestran las paredes de borde a borde por lo que cabría la posibilidad de que el fotógrafo haya registrado sólo un sector de las mismas, limitado por el ángulo del objetivo de su equipo. Caso contrario, daría la impresión de que las dimensiones de los ambientes no son demasiado generosas lo cual concuerda difícilmente con la grandiosidad del Museo Ruso.


El Museo estatal de arte ruso o Museo Ruso en San Petersburgo.

    Otra hipótesis es que la exposición de 1829 haya tenido lugar en otro ámbito o en algún recinto de menor categoría del museo (la foto 3 muestra severos deterioros en la pared) y los fotografías se hayan tomado sólo a título testimonial en momentos en que el Museo Ruso estaba a punto de desprenderse de la casi totalidad de la obra de Marie Bashkirtseff, cosa que ocurrió efectivamente poco después. Sólo algunos escasos trabajos, entre ellos el yeso de la escultura Dolor de Nausicaa, permanecieron en territorio ruso. Como sea y en otras palabras esas cuatro fotografías estarían representando, en el más optimista de los cálculos, bastante menos de la mitad de la exposición de 1929 o, más probablemente, un mínimo porcentaje. Aclaramos que los comentarios e hipótesis desarrollados en este párrafo corresponden al autor de este breve artículo.

     Prosiguiendo con el trabajo de Tchistiakova, para la investigadora es evidente que ha habido más fotografías pero hasta el momento no han sido descubiertas. Tampoco fue posible encontrar el catálogo de esa exposición.

    Poco tiempo después, ciento veintisiete de las ciento cuarenta y ocho obras de Marie Bashkirtseff que su madre había entregado al Estado ruso fueron efectivamente transferidas a la Ucrania soviética, de donde ella era originaria. A poco del estallido de la Segunda Guerra mundial, década y media más tarde, las sesenta y seis pinturas que albergaba el museo de Kharkov (Jarkov) desaparecieron durante la caótica evacuación de las ciudades soviéticas. Igualmente, de las otras sesenta y una, menos de una decena son las que han sobrevivido. En otras palabras, más de cien obras, la mayor parte del legado artístico de Marie Bashkirtseff, se perdió en esos años para siempre.

     Antes de la aparición de estos cuatro negativos apenas podíamos atinar a conjeturar acerca de cuáles serían las características de la obra aniquilada. Mucho nos hemos consolado pensando que se trataba de obras menores, tal vez dibujos, tal vez bocetos, sus primeros trazos de su época de estudiante. Con el tiempo, la aparición en subasta pública de decenas de esos dibujos de estudio, retratos y anatomías a partir de modelos, nos hizo temer lo peor. Y aquí están esas fotografías que, para nuestro desconsuelo, nos testimonian de la talla colosal de esta artista veinteañera, cuya vida tronchó la enfermedad y la fatalidad, luego, a cien de sus obras. ⬜


© José Mito



Exposición de 1829, foto 1, vista parcial.

Marie Bashkirtseff, Las mujeres santas o Las portadoras de mirra. Boceto a color. Galería estatal rusa Tretyakoff, Moscú. El cuadro original, inconcluso, se localiza en el mausoleo de Marie Bashkirtseff, en París.


Exposición de 1829, foto 1, vista parcial.


Exposición de 1829, foto 1, vista parcial.

Marie Bashkirtseff, Alice Brisbane como Madame Recamier. Fotografía en blanco y negro, el original está desaparecido.


Marie Bashkirtseff, El atelier de mujeres de la Academia Julian. Óleo sobre tela, 185 x 145 cm. Museo de bellas artes de Dniepropetrovsk, Ucrania.


Exposición de 1829, foto 2, vista parcial.

Marie Basahkirtseff, Retrato de una mujer joven. Óleos sobre tela, 89 x 116 cm. Museo Ruso, San Petersburgo, Rusia.



Exposición de 1829, foto 2, vista parcial.

Marie Bashkirtseff, Retrato de un condenado a muerte. Grabado para publicación en blanco y negro a partir de un óleo sobre tela actualmente desaparecido.

Marie Bashkirtseff, La lectura o La lectora. Óleo sobre tela, 60,5 x 63 cm. Museo de bellas artes de Kharkov (Jarkov), Ucrania.



Exposición de 1829, foto 3, vista parcial.


Exposición de 1829, foto 3, vista parcial.


Marie Bashkirtseff, Una carpintería en Mont Doré o El niño del coro. Fotografía en blanco y negro de un óleo sobre tela que permanece desaparecido.

Exposición de 1829, foto 4, vista parcial.

Marie Bashkirtseff, Las tres risas, óleos sobre tela, 46 x 55 cm. Museo Ruso, San Petersburgo.


Exposición de 1829, foto 4, vista parcial.

Marie Bashkirtseff, El paraguas, óleo sobre tela, 74 x 93 cm. Museo Ruso, San Petersburgo

Marie Bashkirtseff, El otoño, óleo sobre tela, 117 x 93 cm. Museo Ruso, San Petersburgo. 


¹ Irina Tchistiakova es colabora científica del Departamento de pintura de la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX del Museo Ruso de San Petersburgo.





Marie Bashkirtseff dixit: En pintura es como en literatura: hay que aprender primero la gramática, luego nuestra naturaleza nos dirá si tendremos que componer dramas o cancioncillas.  (Sábado 15 de enero de 1881)




Si alguna de las imágenes aquí insertadas lesionan los derechos de sus eventuales propietarios, por favor háganoslo saber y procederemos a su retiro.

Te invito a visitar mi web site en homenaje a Marie Bashkirtseff, donde podrás encontrar una galería bastante completa de sus obras:

Para los amigos que leen el blog en otros idiomas:
La calidad del traductor automático de Blogger deja bastante que desear y muchas veces cae en lo grotesco. 
Probablemente es mejor utilizar el traductor automático de Google Chrome.
O copiar y pegar en Google Traslator. ¡Buena suerte!

Comentarios, sugerencias y críticas son bienvenidos. Gracias por ayudarnos a mejorar.
Si tienes alguna información adicional sobre cualquiera de los temas que abordamos en este blog y quieres compartirla, por favor, comunícate con nosotros.
También puedes escribirme a: jose.mito@bashkirtseff.com.ar




Síguenos también en



Comentarios

ARTICULOS de este BLOG